• Año de inscripción

    1979

  • Sector inscrito

    Independence Hall

  • Función histórica

    Situado en Filadelfia, el Independence Hall es el edificio donde se firmaron la Declaración de Independencia y la Constitución de los Estados Unidos, en 1776 y 1787 respectivamente.

  • Estatuto Administrativo

    Metrópolis del Estado de Pensilvania

Morfología urbana

Fundada en 1683, la ciudad de Filadelfia representa la mayor y más completa realización de ciudad modelo proyectada por los arquitectos del Siglo de las Luces. Su plan de vías de circulación en forma de cuadros, delimitado por cinco parques, es el corolario físico del tipo de sociedad “justa” en la cual William Penn tenía previsto vivir. Aunque tan sólo una pequeña parte de la ciudad fue construida y ocupada en época de la Revolución, dicho plan es aún el símbolo de Filadelfia y ha seguido guiando el crecimiento de la urbe.

En la actualidad, la ciudad de Filadelfia conserva la mayor parte del plan del siglo XVII, así como sus cinco parques; así pues, en Society Hill y en la Ciudad Vieja, hay más edificios que se remontan a periodos coloniales y federales que cualquier otro lugar en Norteamérica. Durante el siglo  XVIII, Filadelfia era la ciudad de habla inglesa más importante, si se exceptúan las Islas Británicas. Como capital de facto de los intereses británicos en América del Norte y el mayor centro económico y cultural de las colonias, llegó a ser el centro del nacionalismo naciente y de las actividades revolucionarias. Fue en esta ciudad donde se celebraron los dos primeros Congresos continentales, que condujeron a la Declaración de Independencia de Estados Unidos, en 1776, y Filadelfia siguió siendo la capital en tiempos de guerra, salvo durante la ocupación británica. Tras la victoria de los estadounidenses, los nuevos dirigentes de la Nación se reunieron en Filadelfia para redactar la Constitución, y tras la adopción de ésta, en 1789, Filadelfia sirvió de capital de 1790 a 1800, durante la construcción de Washington, D.C. En aquel periodo, se redactó y adoptó la Carta de Derechos Humanos; asimismo, se crearon varias de las instituciones de la nueva nación. Los lugares y espacios en los cuales nació la idea de Estados Unidos se conservan hoy día en Filadelfia.

A principios del siglo XIX, era la primera capital financiera, y mientras que dicha función y su liderazgo en el seno de la población eran confiados a Nueva York, la más alta concentración de industrias y tecnologías se encontraba en Filadelfia. El más importante fabricante de equipamiento ferroviario (Baldwin Locomotive Works) y la mayor sociedad del ramo en el mundo (Pennsylvania Railroad Company) se encontraban en esta ciudad. La potencia material de Filadelfia posibilitó la victoria de la Unión durante la Guerra Civil de ese país, y fue allí, en 1876, cuando Estados Unidos subrayó su supervivencia y surgimiento a escala mundial con una gran exposición mundial. El esqueleto de esta inmensa infraestructura industrial –que cubre la red colonial de Filadelfia– es todavía visible en el conjunto de la ciudad. Estas realizaciones se recuerdan de forma duradera, incluso a escala central, en la torre de hierro del ayuntamiento que era, en 1901, año de su construcción, el edificio más alto del mundo.

En el transcurso del siglo XX, Filadelfia siguió siendo un centro industrial, pero unos dirigentes visionarios comenzaron a repensarla como una ciudad caracterizada por el comercio y la cultura. En 1907, se derribó un sector manufacturero para dejar lugar a la Avenida Benjamin Franklin –símbolo y materialización física de este nuevo tipo de metrópoli. Las universidades, los museos, los hospitales y los institutos de investigación de la ciudad se desarrollaron en tamaño y en reputación durante el siglo, asentando los fundamentos para la economía actual de los “eds and meds”. Tras la Segunda Guerra Mundial, Filadelfia se distinguió de las numerosas ciudades estadounidenses, que vaciaban los centros de sus ciudades con proyectos de “renovación urbana” destructivos, mientras que Filadelfia construía numerosas autopistas y viviendas sociales en altura, mantenía sus zonas residenciales y, en Society Hill y en la Ciudad Vieja, optó por preservar y restaurar un amplio inventario de edificios del siglo XVIII y de principios del XIX que estaban en muy malas condiciones.

Criterios de inscripción

Criterio (vi) Los principios universales del derecho a sublevarse y a gobernar con total autonomía, tal y como se expresó en la Declaración de Independencia (1776) y la Constitución (1787) de Estados Unidos, que se debatieron, adoptaron y firmaron en Independence Hall, influenciaron profundamente a los legisladores y responsables políticos en todo el mundo. Los conceptos fundamentales, la forma e incluso los elementos de fondo de ambos documentos influyeron en las cartas gubernamentales de un buen número de naciones, e incluso en la Carta de Naciones Unidas.

Referencias históricas

El edificio Independence Hall (inicialmente llamado el Pennsylvania State House) fue construido entre 1732 y 1748 en un terreno que se encontraba entonces en la periferia de Filadelfia, a fin de alojar al gobierno de la colonia de Pensilvania. El Independence Hall es el resultado de una colaboración entre el Presidente de la Asamblea de Pensilvania, Andrew Hamilton, y el maestro de obras Edmund Wooley. Derivado de un estilo arquitectónico popular de la época, el Independence Hall se parece más a una casa de campo inglesa que un edificio público urbano. Entre los años 1750 y 1752, se había agregado un campanario al edificio, poniendo de relieve las aspiraciones de un nuevo tipo de sociedad deseosa de dirigir su propio recorrido hacia el futuro.

Dicho futuro fue trazado durante una serie de encuentros históricos dentro de los muros de Independence Hall. Allí fue donde se reunió el segundo Congreso Continental, durante el cual se adoptó la Declaración de Independencia. Asimismo, el gobierno presente durante la Revolución celebró una reunión en este edificio y, tras la victoria, la Convención constitucional de 1787 volvió ahí para redactar nuestra nueva forma de gobierno. Entre 1790 y 1800, Filadelfia sirvió de capital para la nueva nación. Durante esta década, el nuevo gobierno americano se encontraba en los nuevos edificios de cada lado del Independence Hall mientras este alojaba los tribunales y oficinas de la Commonwealth de Pensilvania. Estas últimas funciones se mantuvieron allí hasta que el gobierno nacional se desplazara a Washington, en 1800, y que el gobierno federal se marchara a Lancaster (antes de mudarse posteriormente a Harrisburg). 

Hasta la conclusión del nuevo ayuntamiento de Filadelfia, a finales del siglo XIX, el gobierno municipal permaneció en el edificio histórico. Allí también, en 1802, Charles Willson Peale trasladó su famoso museo, la primera galería pública en Estados Unidos.

No obstante, la función más importante de Independence Hall durante el siglo XIX era simbólica, y lo ha sido desde entonces, como el mayor testimonio de los inicios creativos e inciertos de la república. Esta importancia histórica fue reconocida concretamente en primer lugar en 1818, cuando Filadelfia volvió a comprar el edificio del Estado central para evitar su derribo. Estaba emergiendo un nuevo sentido de la historia de Estados Unidos, y aquello fue avivado cuando el general Lafayette visitó Independence Hall en septiembre de 1824, durante su gira de despedida de América.  Dicha visita inspiró reformas precipitadas en el edificio y, en 1828, llevó a sustituir el campanario, cuyo original había sido destruido en 1781.

Así pues, Independence Hall es el lugar donde se han producido numerosos de los episodios más importantes de la historia de Estados Unidos y donde se concibió lo que hemos de recordar acerca de la fundación de América y cómo tenemos que recordarlo.

Jim Kenney

Alcalde de Philadelphia

Mr. Jim Kenney
Mayor
City of Philadelphia
City Hall
Philadelphia, PA, USA
19102
Tel:

Fax:

Email:
Ms. Sylvie Gallier Howard
First Deputy Commerce Director
City of Philadelphia
1515 Arch Street, 12th Floor
Philadelphia, PA, USA
19102
Tel:
215.683.2009/ 215.478.3286
Fax:

Email:
sylvie.gallierhoward@phila.gov
Mr. John F. Smith III
Chair, Board of Directors
Global Philadelphia
Three Logan Square Suite 3100 1717 Arch Stree
Philadelphia, PA, USA
19103
Tel:
215 563 2483
Fax:

Email:
jfsmith@globalphiladelphia.org
Ms. Zabeth Teelucksingh
Executive Director
Global Philadelphia Association, International Marketing and Communications Specialist
Three Logan Square Suite 3100 1717 Arch Stree
Philadelphia, PA, USA
19103
Tel:
(215) 563 - 2482
Fax:

Email:
zabeth.teelucksingh@globalphiladelphia.org
Ms. Melissa A. Stevens
World Heritage Coordinator
Global Philadelphia Association
Two Logan Square, Suite 530
Philadelphia, United States
19103
Tel:
215-563-2483
Fax:

Email:
melissa.stevens@globalphiladelphia.org