Miembro observador

Trujillo, Perú

Informaciones generales

Secretaria regional

Estatuto administrativo

Ciudad de la provincia de Trujillo

Una historia de Trujillo

Cuando los españoles iniciaron la conquista del Tawantinsuyu, el norte de los Andes centrales elijen del valle de Chimo para la fundación de la villa española, por su magnífica ubicación geográfica y porque los Chimú al ser enemigos de los incas, podían colaborar en la caída del Imperio.

La fundación de la villa de Trujillo se realizó en algún día de la última semana de noviembre o primera semana de diciembre de 1534, en un paraje del valle del Chimo conocido como Canda.

Como todas las ciudades de América, Trujillo tuvo un trazado reticular hecho a partir de una plaza central. A diferencia de otras ciudades de América en que la división de las cuadras se realizó en 4 solares, en la villa de Trujillo las cuadras se dividieron en tres solares, cada solar tenía aproximadamente un área de 4000 a 5000 m2. y daba a dos calles.

Otra característica de la ciudad es que además de la ocupación de los principales solares alrededor de la plaza que tenían los personajes importantes, incluido la iglesia, se permite también el asentamiento dentro del Centro de Caciques indios sobre todo provenientes de la zona de Cajamarca (D. Diego Cacique de Cajamarca, Melchor Verdugo, Don Pedro Angasnapón, Don Martín Caruacusma, Don Antonio Condormango y Don Martín Caxaxas.)

A partir de 1539 llegan a la ciudad las primeras órdenes religiosas (Mercedarios, Franciscanos, Dominicos, Agustinos, y hasta 11 ordenes). Una característica de este Centro Histórico es que, dentro de su área, a dos cuadras de la plaza mayor, se implantó la Iglesia Santa Ana, que en sus inicios estaba dedicada a la evangelización de los indígenas.

En la década de 1571 – 1580, la ciudad padeció el fenómeno del Niño costero -1578- que afecto la estructura de gran parte de los edificios, lo mismo ocurrió con el terremoto del 14 de febrero de 1619 con más de 400 fallecidos en que la ciudad quedo prácticamente destruida, lo que llevó a que la reconstrucción de la ciudad se realizara con el nuevo estilo arquitectónico manierista tanto en su fachada como en la decoración interior. El 6 de enero de 1725 y el 2 de setiembre de 1759 ocurrieron dos sismos de consideración, ambos no causaron daños importantes, pero si afectaron a algunos edificios históricos de la ciudad.

Ya en 1687 se inicia la construcción de la Muralla al objeto de defenderse de los acosos de los piratas Sharp y Davis que acosaban las costas de nuestro país, para ello, contratan al arquitecto italiano Joseph Formento. La estructura defensiva tenía 5.5 km de longitud y se componía de 15 baluartes, 15 cortinas y además de 5 portadas. De ella hoy queda un baluarte y algunos tramos pequeños de cortinas.

Otro aspecto que debe destacarse es el empedrado de las calles de Trujillo, fue en 1792 que a iniciativa del intendente Don Vicente Gil de Taboada se promulgó la ordenanza que permitió un significativo progreso urbano.

En el siglo XIX con la República, se crea la primera Corte Superior de Justicia del Perú, el Colegio Nacional San Juan y la Sociedad de Beneficencia de Trujillo. El viajero italiano Antonio Raimondi visitó nuestra ciudad y le llamó la atención que en una ciudad tan pequeña hubiese cuatro paseos – la alameda de Mansiche, la de Huamán, la de Moche y el Recreo. Fue en este siglo que la implantación de los colegios guiados por religiosos le diera a la ciudad un gran avance cultural, convirtiendo a Trujillo en el referente de la cultura del país.

En la última década del siglo XX, Trujillo es una ciudad de carácter Metropolitano, con una población que bordea los 900,000 habitantes, es una ciudad activa y vigorosa, que es referente Regional para un importante sector del norte peruano, es un territorio extenso y un espacio económico y social con recursos y potencialidades de importancia que propician un desarrollo sostenible.

La Cultura y los Valores Históricos Monumentales, cuya importancia trasciende los límites regionales y nacionales, alcanzando dimensión internacional, reafirmando su rol como Capital de la Cultura. Sobresalen importantes restos arqueológicos de gran valor como son el Complejo Arqueológico Chan Chan, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, así como, Alto Salaverry, Caballo Muerto, Cerro Oreja, Complejo Huacas del Sol y de la Luna, Galindo, obras hidráulicas, entre otros; su Centro Histórico y pueblos tradicionales de raigambre indígena como Moche y Huanchaco. Son relevantes las diversas formas de expresiones culturales en plena vigencia popular, tales como su culinaria y la marinera, declarada Patrimonio inmaterial de la nación.

El Centro Histórico de Trujillo

El Centro Histórico es el núcleo urbano más importante de la ciudad, su población estimada es de 8.500 habitantes, tiene una superficie de 133.5 Ha. y fue declarado Zona Monumental, mediante Resolución Suprema Nº 2900 de 28 de noviembre de 1972. Cuenta con un valioso patrimonio cultural, y conserva edificaciones de gran valor arquitectónico, espacios urbano monumentales característicos, en su ámbito se desarrollan desde su fundación actividades rectoras culturales y socio económicas constituyendo de esta forma en una parte de la ciudad que mantiene la memoria histórica e identitaria de la ciudad.

El Plan de Manejo del Centro histórico de Trujillo, documento que norma la gestión del área, fue elaborado por primera vez en el marco de la Agenda 21 Local – Trujillo, en octubre de 2001 y en él se enmarcan las políticas de desarrollo de esta importante área de la ciudad. Está considerado en la Lista Indicativa de UNESCO en la categoría de Centro Histórico.

Contacto

Sr. Daniel Marcelo

Alcalde Provincial
Municipalidad Provincial de Trujillo

Jr. Pizarro 412
Trujillo, Perú

+ 51 940274025

Sr. Mario Falero Ramirez

Gerente
Patrimonio Monumental de Trujillo

Jr. Pizarro 412
Trujillo, Perú

+ 51 989914341
mochica2@gmail.com