Arturas Zuokas

El Sr. Arturas Zuokas, que está cumpliendo su tercer mandato como Alcalde de Vilna (Lituania), es reconocido por sus soluciones innovadoras y creativas a los problemas urbanos, habiendo obtenido un gran éxito al convertir el paisaje físico postsoviético de Vilna y sus infraestructuras, así como líder mundial vanguardista en progresos. La ciudad de Vilna fue designada por el diario The New York Times como una de las mejor administradas del mundo y particularmente atractiva para los jóvenes profesionales.

Tras iniciar su carrera a título de corresponsal de guerra para la prensa escrita y la televisión durante los años ‘90 en lugares calientes como Irak, Azerbaiyán y Oriente Medio, regresó a Lituania, donde llegó a ser un reputado empresario al abrir el primer restaurante McDonald’s en la región; prosiguió luego su carrera operando una serie de franquicias Benetton.  Millonario autodidacta, el Sr. Arturas Zuokas ingresó en la palestra política de Lituania en 1991 al dirigir exitosamente la campaña presidencial de Valdas Adamkus, y prosiguió su actividad dirigiendo otras varias campañas políticas nacionales antes de presentar su propia candidatura.

Entre sus mandatos como Alcalde de la capital de Lituania, Arturas Zuokas fue elegido al Parlamento lituano. Es, asimismo, presidente de la  Alianza por la Libertad de Lituania (Liberales). 

Ha sido galardonado con numerosos premios nacionales e internacionales en materia de servicio público. Francia y Letonia han reconocido a Arturas Zuokas por su contribución al fortalecimiento de las relaciones bilaterales. En 2002, la Joven Cámara Internacional lo nombró Outstanding Young Person in the World (el joven más destacado del mundo). También le fueron otorgados premios nacionales por sus realizaciones cívicas y culturales en Lituania, y fue reconocido por el trabajo realizado para que se preservase el patrimonio de la Ciudad Antigua. Es miembro del Consejo de Administración y fue Vicepresidente de la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial.

1)  El Centro histórico de Vilnia fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en 1994. ¿Cuáles han sido las repercusiones de este nombramiento para su ciudad?

La inscripción de Vilna en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en 1994, fue un gran honor y permitió que se diera a conocer nuestra capital en todas las partes del mundo. Según la leyenda, Vilna se fundó cuando el Gran Duque Gediminas, que había salido a cazar, se instaló por una noche en una de las colinas que rodean a Vilna. Y allí soñó con un lobo de hierro que aullaba muy fuerte, lo cual era señal de que aquel era el lugar ideal para fundar una gran ciudad. La fundación de Vilna por Gediminas se remonta al siglo XIV y nuestra ciudad ha atravesado los siglos. Nos sentimos muy orgullosos de que la capital histórica de Lituania fuese reconocida por su patrimonio cultural.

He tenido el privilegio de ser elegido Alcalde de Vilna por varios mandatos. Contemplo todos mis deberes con responsabilidad y orgullo, pero siempre he dedicado una particular atención al patrimonio cultural de la ciudad y a su centro histórico. Hemos logrado resultados impresionantes en el mantenimiento de la integridad histórica de la Ciudad Antigua, modernizando a la vez sus infraestructuras. Suscitamos un interés cada vez mayor por la protección del patrimonio y sensibilizamos a los ciudadanos no sólo para que ayuden a preservar la ciudad, sino también para atraer a inversores privados cuyas empresas aporten una nueva viabilidad a Vilna. Nuestra reputación es importante para nosotros y nos esforzamos en mantener las altas normas que se requieren como sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, tanto a escala europea como mundial. Nos hemos concentrado últimamente en el fortalecimiento de la colaboración regional con las demás ciudades del Patrimonio Mundial.

2) En su opinión, ¿cuál es el papel patrimonial de un alcalde cuando una ciudad queda inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO?

Nunca dudé de la importancia del papel que desempeña el alcalde de una ciudad en materia de sensibilización política y social de sus residentes, y en particular de los miembros del concejo de una ciudad. Hay una gran necesidad de prestar una atención especial y cumplir con la protección de los valiosos centros de nuestras ciudades y de crear un medio de vida bueno, tanto para los residentes como para los visitantes de la ciudad. Al formar parte del patrimonio cultural de las Ciudades del Patrimonio Mundial, nosotros, alcaldes de estas ciudades, hemos de mostrar interés, fomentar el desarrollo e implantar medidas punteras para garantizar la viabilidad de las ciudades viejas, ya sea en el contexto de la Unión Europea o a escala mundial.

3) Concretamente, ¿cuáles han sido sus acciones con respecto a la protección y la valorización de su patrimonio?

En el transcurso de los últimos años, las limitaciones presupuestarias han forzado a Vilna a frenar la gestión física de su sitio patrimonial. Hemos centrado nuestros esfuerzos en la sensibilización de nuestros jóvenes ante la protección del patrimonio y en su importancia, así como en los proyectos de colaboración regional. En 2014, implantamos siete proyectos de educación sobre la protección del patrimonio y participamos en la preparación de una Ruta de las Ciudades del Patrimonio Mundial en los países bálticos. Se celebraron tres talleres y se publicó un folleto conjunto plurilingüe sobre este proyecto: http://www.vsaa.lt/3capitals.pdf. Hemos mantenido contactos estrechos con los copartícipes regionales y el Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO para la elaboración de las Líneas Directrices del Patrimonio Mundial Nórdico y del Turismo. Asimismo, hemos organizado un Foro de las Ciudades del Patrimonio Mundial que reunió a representantes de diez ciudades del conjunto de la región: http://www.vsaa.lt/_wh_forum_vilnius.htm

4) ¿Organizan ustedes eventos particulares que ponen de relieve su ciudad?

Se celebran continuamente en Vilna eventos locales e internacionales para fomentar las tradiciones culturales históricas de la capital de Lituania. Durante más de diez años, hemos celebrado anualmente las Jornadas Europeas del Patrimonio de los Monumentos (ICOMOS) y de las Ciudades del Patrimonio Mundial. Hemos dado una nueva vida a los antiguos festivales tradicionales de las ciudades y los desarrollamos de forma creativa –el Salón de la Primavera de San Casimiro, el Salón de Final de Verano de San Bartolomé, así como una Feria de Navidad. Estas celebraciones, que atraen un número cada vez mayor de invitados, son realzadas constantemente por eventos culturales públicos y la creciente participación de nuevos grupos. Para el próximo año, tenemos previsto invitar a personas de las ciudades regionales a estos eventos.

Asimismo, celebramos eventos internacionales especializados en la gestión del patrimonio: así, en 2013 y 2014, tuvieron lugar conferencias regionales de la OCPM.  En 2005 y 2006, se organizaron talleres destinados a renovadores y arquitectos bálticos. Los demás eventos que tuvieron lugar son los siguientes: un taller sobre la renovación de órganos históricos en 2010, www.casparini.lt ; también en 2010, talleres de la UE : el proyecto del programa URBACT “Heritage as Opportunity” (HerO), http://urbact.eu/en/projects/urban-renewal/hero/our-activities/ ; en 2013, el programa INTERREG IVC Prevención del riesgo de incendios y mejoramiento de los sistemas de extinción de incendios en los centros históricos de la ciudades del Patrimonio Mundial (HERITPROT) http://www.vapgv.lt/index.php?option=com_content&view=article&id=298%3Ainterreg-ivc-projekto-heritprot-seminaras-vilniuje&Itemid=13 así como el programa INTERREG IVC, Políticas innovadoras de empresa en el sector de artesanía (INNOCRAFTS) http://www.innocrafts.eu/project.

5) Vilna ha sido reconocida por la UNESCO como Ciudad del Patrimonio Mundial. Además de este honor, ¿ha supuesto dicho nombramiento el aporte de otros reconocimientos internacionales?

Tuve mucho gusto, en mi calidad de alcalde, en adherirme a la OCPM en el año 2000. Hoy en día, el estatus de miembro de dicha organización sirve de fundamento para futuros proyectos destinados a reforzar la colaboración regional de la OCPM y contribuye a su promoción. También ha ayudado a desarrollar la industria turística en la ciudad y a escala nacional, a la vez que se mantienen contactos estrechos con otros países del Norte de Europa.

6) Díganos lo que, en su opinión, hace que Vilna sea un lugar tan especial…

Lo que hace de Vilna una ciudad muy especial es el patrimonio creativo y diversificado de una comunidad multiétnica, multiconfesional y, ante todo, una comunidad tolerante, que llevó a cabo el desarrollo y el progreso de la ciudad durante estos siglos, y ello se ha fortalecido aún más con el tiempo.