Related File(s)

AdjuntoTamaño
PDF icon CV - Dr. Andro Vlahušić2.68 MB
CV en Inglés solamente

  1. La Ciudad de Dubrovnik fue inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial en 1979. ¿Cuáles han sido las repercusiones de este nombramiento para su ciudad?

    En mi opinión, el hecho de que nuestra ciudad  haya sido inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial nos ha infundido seguridad, dado que en aquel momento, era importante saber que la creatividad arquitectónica de nuestros antepasados y que nuestro propio legado eran reconocidos por todo el  mundo. Además, el factor turístico era importante, pues pertenecer al grupo de las Ciudades del Patrimonio Mundial indica a toda la gente que Dubrovnik es un lugar único y que debería ser visitado por todas las personas que se interesen por el patrimonio y la historia.

    Asimismo, este nombramiento nos ayudó en la reconstrucción y la restauración de la ciudad tras el terremoto de 1979 y los estragos de la guerra de 1991.
     
  2. En su opinión, ¿cuál es el papel patrimonial de un alcalde cuando una ciudad queda inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO?

    Nuestro papel consiste en hacer todo lo que esté en nuestro poder para mantener y administrar nuestro patrimonio de forma sostenible. Por supuesto que se trata también de un reto, puesto que es a veces difícil adaptar viejos lugares a las necesidades modernas de nuestros ciudadanos y a las normas tecnológicas y de seguridad de las actividades empresariales. La gestión de tales dilemas reviste un alto nivel de prioridad para el alcalde de una ciudad del Patrimonio Mundial.
     
  3. Concretamente, ¿cuáles han sido sus acciones con respecto a la protección y la valorización de su patrimonio?

    Cada año, se dedica una suma considerable del presupuesto de la ciudad a la protección y valorización de nuestro patrimonio. Hemos luchado para modificar la legislación, a fin de que todas las instituciones encargadas del patrimonio cultural puedan alojarse bajo el mismo techo, lo cual les permitirá ser más fuertes y más eficaces.

    La ciudad acaba de acometer la inmensa tarea de reconstruir un edificio dedicado a la cuarentena en la Edad Media y que era conocido como Lazareti, a fin de sustraerlo de la degradación y lograr adecuarlo para la celebración de eventos culturales y actividades de la sociedad civil.
     
  4. ¿Organizan ustedes eventos particulares que ponen de relieve su ciudad?

    Hay que citar la Conferencia Anual, “lo mejor del patrimonio”, organizada por la Ciudad de Dubrovnik, y que se celebra cada año en nuestra ciudad. La Asociación Croata de Ciudades Históricas, fundada por mí durante mi último mandato, tiene su sede en Dubrovnik. Durante los dos últimos años, nuestro Ayuntamiento, junto con esta organización de la sociedad civil y la Oficina Regional de la UNESCO para la Ciencia y la Cultura en Europa, con sede en Venecia, han organizado una conferencia internacional que fue un éxito, un taller internacional y una Escuela Regional de la UNESCO sobre Energía Sostenible.

    Por supuesto que tienen lugar en Dubrovnik otros muchos eventos, organizados por diversas instituciones, tanto nacionales como internacionales.
     
  5. El lema de su ciudad es Sloboda se ne prodaje za sve zlato svijeta, que significa La libertad no se puede vender ni por todo el oro del mundo. ¿Cómo piensa usted que la libertad está representada en nuestros días en Dubrovnik?

    Está representada mediante una gran apertura de espíritu hacia nuestros invitados, cualquiera que sea el lugar de su procedencia e independientemente de su estatus social. Para nuestros ciudadanos, la libertad se hace sentir a través de la trama de nuestras vidas desde nuestra más tierna edad, ahí donde esté involucrada la sociedad en el patrimonio cultural creativo, ya sea tangible o intangible, y donde nuestro conocido sistema de subvenciones en materia de educación permite que todos tengan las mismas oportunidades.
     
  6. Díganos lo que, en su opinión, hace que Lima sea un lugar tan especial…

    Resulta difícil decir qué es lo que permite que Dubrovnik sea un lugar tan especial, puesto que hay tantos aspectos que se han de considerar. No obstante, y opino que es una combinación de varias cosas –su increíble historia de pundonor, de libertad, de tolerancia y de aceptación, pero quizás lo más importante sea la herencia intocable de la apertura de mente de sus ciudadanos.