1. La ciudad de Varsovia fue registrado en la Lista de Patrimonio Mundial en 1980. ¿Qué impacto ha tenido este evento sobre la ciudad?

    El complejo histórico de la ciudad, la Ciudad Vieja y su entorno –la Ciudad Nueva, la Vía Real y el río Vístula– fueron reconocidos como Monumentos de la Historia en 1994. Se trata del honor más prestigioso otorgado a sitios históricos por el Presidente de Polonia. Estos distritos son el lugar de asentamiento de edificios públicos e instituciones culturales de la mayor importancia para la ciudad y el país. Gracias a estos nombramientos, además de los esfuerzos de revitalización iniciados en los espacios públicos, esta parte de Varsovia ha llegado a ser la ‘tarjeta de visita’ de la ciudad, un símbolo de orgullo y lugar popular de salida para sus habitantes y turistas. El Centro de Interpretación del Patrimonio, que ocupa los números 11 y 13 de la calle Brzozowa y actúa junto con el Museo Histórico de Varsovia, abrió sus puertas a principios de la primavera de este año, con el fin de explicar la presencia de Varsovia en la Lista del Patrimonio Mundial. Este es el lugar para enterarse de todo sobre la destrucción y reconstrucción de la ciudad, pero también para discutir acerca de su pasado y su futuro. Las fronteras de la zona inscrita en la Lista de la UNESCO fueron balizadas hace varios años por pedestales especiales adornados con pequeñas reproducciones de la Ciudad Vieja. Este proyecto promueve no sólo el Patrimonio Mundial, sino que también ayuda a los turistas discapacitados visuales a desplazarse por la Ciudad Vieja de Varsovia, de la cual este barrio histórico ha vuelto a ocupar el corazón.
     
  2. ¿Cuál es, en su opinión, el papel principal del dirigente de una ciudad que forma parte  de la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO? 

    Es frecuente que se vea al alcalde como una mezcla de amable guardián y firme banquero. Dicho de otro modo, el papel del alcalde consiste en proteger el patrimonio e incrementar la conciencia global de la ciudad, sin olvidar el apoyo económico en la planificación municipal. Esto es particularmente importante en lugares como Varsovia, que es la capital nacional y el lugar de residencia de dos millones de personas. Guardando en mente las necesidades de todos los residentes, el alcalde ha de sopesar sus peticiones con relación al potencial inherente en patrimonio, que atrae a la vez a turistas e inversores de todas las partes del mundo.
     
  3. Concretamente, ¿cuáles han sido sus acciones con respecto a la protección y la valorización de su patrimonio?

    Hace ya varios años que comenzó la modernización del espacio público de la Vía Real, la Ciudad Vieja y la Ciudad Moderna, así como de las fortificaciones de la Ciudad Vieja. Se creó un parque provisto de una fuente en un acantilado al pie de la ciudad histórica, el cual representa ya un atractivo popular para los encuentros veraniegos. Asimismo, se han iniciado reformas en las superficies pavimentadas de la Ciudad Vieja, así como obras de modernización en los bulevares situados en las inmediaciones del río. Es un espacio cada vez más popular como lugar de celebración de diversos eventos. Esta es la razón por la cual llegó a ser preciso elaborar reglamentaciones particulares, a fin de mantener la gran calidad y el prestigio de este sitio excepcional. Asimismo, el Ayuntamiento ha desarrollado un mecanismo particular para la financiación conjunta de las obras de conservación de algunos monumentos históricos pertenecientes a propietarios privados. Se ha limitado el paso de automóviles, tanto en la Ciudad Vieja como en la nueva. Así pues, tan sólo el transporte colectivo está autorizado a circular por la Vía Real. Nuestro deseo es tener una ciudad de información, de diálogo con los ciudadanos y que esté provista de reglamentaciones sencillas pero estrictas, en las cuales lo mejor del patrimonio tenga prelación sobre la comodidad, el confort y el beneficio.
     
  4. ¿Organizan ustedes eventos particulares que ponen de relieve su ciudad?

    Las calles Krakowskie Przedmieście y Nowy Świat, que constituyen el eje de la Vía Real, están cerradas a la circulación de automóviles durante los fines de semana del verano. El espacio queda disponible para diversas actividades, tales como conciertos, eventos deportivos y ferias ocasionales. Varsovia celebra su aniversario el 15 de agosto, mientras que en septiembre, la ciudad participa en la organización de las Jornadas Europeas del Patrimonio con los demás países de Europa. En lo que se refiere al sector que forma parte del Patrimonio Mundial, la Plaza del Mercado de la Ciudad Vieja recibe a grandes músicos de jazz, tales como Pat Menethy, Wayne Shorter y Tomasz Stanko, que actúan de forma gratuita cada sábado por la noche durante el verano. En los meses de diciembre y enero, las calles de la Ciudad Vieja y de la Nueva, al igual que la Vía Real, resplandecen gracias a la decoración especial de las Fiestas, lo cual atrae a numerosos residentes y turistas. Tres tardes por semana durante el verano, se presentan exposiciones únicas, que utilizan hologramas y se acompañan con música, atrayendo a miles de visitantes. La ciudad ofrece también un apoyo económico a estas actividades y participa en varias campañas mediáticas, así como en eventos culturales y deportivos.
     
  5. En 2009, Varsovia fue la primera ciudad en ser galardonada por la OCPM con el Premio Jean‑Paul-L'Allier para el Patrimonio. ¿Puede usted describir el proyecto por el cual Varsovia recibió este prestigioso premio?

    El proyecto consistió en la iluminación de las murallas de la ciudad histórica que rodean la Ciudad Vieja de Varsovia, esto es, la porción inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La iluminación se organizó de forma que fuera a la vez estática y dinámica. Las murallas son iluminadas con un sistema externo de lámparas de sodio fijadas al suelo. La luz amarilla producida por los focos fue concebida para hacer resaltar el carácter de la estructura de ladrillo y para alumbrar el paseo peatonal, esto es, el campo de batalla situado entre los dos círculos de la muralla. Asimismo, el sistema permite un alumbrado dinámico al introducir una gama de tintes de luz roja reservada para los eventos especiales. El alumbrado externo proporciona una gran satisfacción a los visitantes, pues les permite examinar los materiales históricos, lo cual ayuda a entender e interpretar su significado histórico y cultural. Con ello mejoró también la calidad y seguridad del lugar por la noche, creando una oportunidad para que los visitantes exploren el sitio en horas nocturnas. Se subrayó la atribución del premio con una placa conmemorativa en las murallas de la Ciudad Vieja.
     
  6. Díganos lo que, en su opinión, hace que Varsovia sea un lugar tan especial… 

    Varsovia es una ciudad aún joven, dinámica y diversificada. Pese a que la Historia no la trató con benevolencia si se consideran las normas actuales, se puede decir que ha atraído capital financiero y humano desde que se convirtió en capital de Polonia, en el siglo XVII. En ella fue donde afamados artistas, arquitectos, ingenieros y banqueros de diversas nacionalidades y religiones encontraron su inspiración. Crearon la civilización y la cultura de la ciudad, lo cual sigue vigente aún hoy día. La ciudad de Varsovia está abierta a las gentes y a los retos. Recordando su pasado y utilizando su propia experiencia, así como la de sus copartícipes europeos, está pensando en construir el futuro, del cual esperamos que algún día forme parte integrante de nuestro patrimonio. Varsovia es una ciudad que tiene algo que ofrecer a todos; es una ciudad entre otras muchas, pero es un centro cultural único en Europa.