×

Mensaje de advertencia

Está cerrado el envío para este formulario.

 

La llamada para la 5°edición está ahora cerrada. La apertura de la llamada para la 6° edición se hará en septiembre 2018.

 

Descripción y orientaciones del premio

El Premio Jean-Paul-L’Allier para el Patrimonio es otorgado cada dos (2) años por la Organización de las Ciudades del Patrimonio Mundial (OCPM) a una de sus ciudades miembros en regla.

Este galardón tiene como fin poner de relieve una realización que haya permitido la conservación, la valorización o la buena gestión de un conjunto urbano vivo, o de un bien en un contexto urbano inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial y que esté presente en el territorio de una ciudad miembro de la OCPM, gracias en parte a la implicación de sus comunidades locales.

El deseo de la OCPM, mediante dicho premio, es galardonar más particularmente la ejemplaridad de la conservación del patrimonio cultural urbano; el compromiso comunitario, gracias a la implicación de los actores locales; los efectos concretos del proyecto sobre las comunidades locales, así como la enseñanza que pueda sacar de ello la comunicad internacional.

Estas orientaciones son motivadas por la voluntad de la OCPM de insertar su premio en un movimiento iniciado en 2007 por el Comité del Patrimonio Mundial, que puso de relieve el papel de las comunidades, designándolas como la quinta “C” de sus objetivos estratégicos de aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial.

Esta tendencia se fortaleció en 2011 con la adopción de la Recomendación Relativa a los Paisajes Urbanos Históricos, que reconoce como inspiración las tradiciones y concepciones urbanas de las comunidades locales. Esta recomendación apoya a las comunidades locales en sus esfuerzos de desarrollo y adaptación, recomendando a la vez la preservación de las características y los valores vinculados a su historia y a su memoria colectiva.

En 2016, la OCPM aportó su perspectiva al Informe Mundial sobre la Cultura y el Desarrollo Urbano Sostenible al firmar un texto sobre las ciudades del Patrimonio Mundial resilientes y sus comunidades. En dicho informe afirmamos, entre otras cosas, nuestro convencimiento de que a las ciudades del Patrimonio Mundial les conviene implicar a sus comunidades locales en su gestión, puesto que estas pueden representar un elemento clave que las ayude en la solución de sus problemas.

A escala global, dicho informe hace hincapié en el lugar preponderante de la cultura en el futuro de la urbanización mundial, presentándose como una contribución de la UNESCO a la acción común del sistema de las Naciones Unidas a favor de una Nueva Agenda Urbana, en concordancia con el principal punto de entrada para la cultura en la Agenda 2030, con el Objetivo de Desarrollo Sostenible en las ciudades sostenibles.

El Premio Jean-Paul-L’Allier para el Patrimonio cumple este objetivo al galardonar, cada dos años, un proyecto que garantiza un futuro sostenible a un bien del Patrimonio Mundial en un contexto urbano.

El masculino incluye el femenino

Con el fin de aligerar el texto de este Reglamento, el masculino incluirá siempre el femenino.

Elegibilidad

Las ciudades miembros en regla de la OCPM que pueden participar en este concurso deberán haber abonado cada año su cuota en los tres (3) últimos años. Una ciudad que figure en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde hace menos de tres (3) años podrá también inscribirse en dicho concurso internacional, con tal de que haya abonado su cuota anualmente a la OCPM desde su reconocimiento por la UNESCO.

Realizaciones evaluadas

El objetivo de este premio es destacar y premiar una realización de una ciudad miembro de la OCPM que tiene como objeto la conservación, valorización o gestión de un conjunto urbano vivo o un bien dentro de un contexto urbano inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial y esté situado en el territorio de la ciudad candidata.

Dicha realización deberá haber sido implantada durante los cinco (5) últimos años directamente por la ciudad candidata o una persona o un organismo apoyado, dirigido o influenciado por la ciudad candidata. En el caso de una realización que no haya sido implantada directamente por la ciudad candidata, la participación de esta deberá haber sido determinante en su implantación.

Criterios del jurado

Se evaluarán las candidaturas según los criterios siguientes:

  • La ejemplaridad del proyecto para la conservación del patrimonio cultural urbano;
  • La implicación de los actores locales y el proceso de desarrollo de la o las coparticipación(es);
  • Los efectos concretos del proyecto sobre las comunidades locales;
  • El efecto pedagógico del proyecto, su valor docente y de enriquecimiento para la comunidad internacional;

Miembros del jurado

El jurado está integrado por:

  • un miembro del Consejo de Administración de la OCPM;
  • dos representantes de dos organizaciones internacionales que laboren en patrimonio;
  • un especialista en patrimonio;
  • el Secretario General de la OCPM o su representante.

Premio a la ciudad ganadora

El alcalde o su representante oficial será el invitado de honor de la OCPM en el Congreso, es decir que el transporte, el alojamiento, la comida y los costos de inscripción en el Congreso correrán a cargo de la OCPM.

Se entregará un certificado de honor al alcalde de la ciudad galardonada o a su representante oficial durante una ceremonia especial prevista para la entrega del premio durante el Congreso Mundial de la OCPM.

La ciudad galardonada recibirá una ayuda económica de la OCPM de hasta 3.000 dólares canadienses para la realización e instalación de una placa honorífica que subraye la obtención del Premio Jean-Paul-L’Allier para el Patrimonio.

La ciudad galardonada y su proyecto beneficiarán de una promoción mundial en el sitio Web de la OCPM.

Se difundirá en el sitio Web de la OCPM una entrevista con el alcalde de la ciudad galardonada.

Disposiciones generales

  • Una ciudad candidata podrá someter tan solo un proyecto. En el caso en que alguna presentase más de un proyecto, se le pediría entonces que eligiera uno solo entre los proyectos que hubiera enviado. En caso de negarse a ello, quedaría automáticamente descalificada para la edición en curso.
  • Las ciudades candidatas que no reciban el premio podrán presentar de nuevo su candidatura los años subsiguientes, con tal de que la realización cuyo objeto sea la conservación, valorización o gestión de un bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial no sea la misma.
  • No hay límite en el número de años consecutivos en que una ciudad pueda presentar su candidatura.
  • La OCPM se reserva el derecho de no otorgar el premio algún año.

Calendario

Regrese en septiembre 2018.

Solicitud de informaciones

Para solicitar informaciones relativas al expediente de candidatura o al premio, diríjanse al Señor Félix Rousseau: frousseau@ovpm.org